domingo, 28 de octubre de 2012

Itálica fuera de Itálica, una ruta de acueductos por descubrir

Acueducto romano de Itálica
Tradicionalmente se conocía en la bibliografía la existencia de restos de un único acueducto que traía el agua a Itálica desde Tejada la Nueva (cerca de Escacena del Campo, Huelva), a unos 36,5 km al Oeste de la ciudad. De él se tenía noticia de algunos restos visibles, y la referencia de unas grandes cisternas ya cerca de la ciudad, que fueron vistas y descritas por el erudito jerónimo fray Fernando de Zeballos, pero cuya ubicación se daba por perdida.
Ciertos trabajos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en enero de 1974 dieron con algunos de los restos y calcularon la pendiente directa del que aún se creía único acueducto. Ello dió lugar a un estudio arqueológico en profundidad de todo el recorrido, durante los años 1974 y 1975, descubriéndose entonces que en realidad existían dos acueductos, el segundo aprovechando parte del recorrido del antiguo.
 
Acueducto romano de Itálica

 A continuación, podemos ver un croquis muy esquemático de las dos fases, o más bien dos acueductos sucesivos, de Itálica. La conducción más antigua venía de los manantiales inmediatos al río Guadiamar hasta la vetus urbs. Cuando en los primeros decenios del siglo II se acomete la ampliación de la ciudad, o nova urbs, se construye un nuevo canal, que capta sus aguas más lejos, de la zona de Ituci (Tejada la Nueva), acoplándose en la cañada de Conti al antiguo, del que se separa nuevamente en las proximidades de Itálica para enfilar la zona más alta próxima al nuevo anfiteatro, con nuevos castella o depósitos, aquae y divisorium.


Croquis de los acueductos romanos de Itálica


Imágenes de interior del acueducto de Itálica
Imágenes de interior del acueducto de Itálica



















El nuevo ramal de unos 15 kilómetros, captaba sus aguas de las Fuentes de Tejada, cerca de Paterna del Campo (Huelva). 

A lo largo de todo su trazado, unos 36 kilómetros en total, la canalización del agua discurre bien sobre canalizaciones sobre el suelo, elevado sobre arquerías, o enterrado bajo la superficie.

En su construcción se empleaba el opus testaceum, hormigón revestido de ladrillos, y opus signinum, mortero de cal y ladrillo molido, para impermeabilizar el canal.




Ver Acueducto Tejada-Itálica en un mapa más grande


Imágenes del acueducto de Itálica en las cercanias de Aznalcollar
Imágenes del acueducto de Itálica en finca la Juliana
Imágenes de restos del acueducto de Itálica a su paso por el río Guadiamar


 !!Anímate, ven y Vive Santiponce¡¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario